“Siguen gravitando como si estuviéramos en el siglo XX y no en el XXI”: Gustavo Petro sobre ingenieras de petróleo en Colombia

“Siguen gravitando como si estuviéramos en el siglo XX y no en el XXI”: Gustavo Petro sobre ingenieras de petróleo en Colombia

El presidente de Colombia afirma que el país está rezagado en preparación académica para enfrentar el cambio climático y sus consecuencias.

Este sábado 8 de octubre, en medio de su discurso en la Convención de Gobernadores que tuvo lugar en el municipio de Morelia (Caquetá), el presidente Gustavo Petro, habló sobre el papel de la academia colombiana en el trabajo de manejar la crisis climática global. Lo hizo a propósito de la temporada de lluvias que durará el resto del año y la llegada de la tormenta tropical Julia a las regiones Caribe e Insular.

Para empezar, Petro saludó a los mandatarios presentes mencionando al ausente, Everth Hawkins: “hoy aquí no está el gobernador de San Andrés. Está la isla ya sin vuelos por decisiones nuestras y está a punto, hacia las siete o nueve de la noche, de llegar la tormenta vuelta huracán que ya pasó por la Guajira y el Caribe colombiano”. Además, explicó su decisión de exigir que los hoteles reciban a quienes necesiten refugio: “No entendería cómo en San Andrés, donde la actividad turística es el gran negocio, con capitales fuertes allí, no se puedan abrir las puertas cuando la población, que es la verdadera propietaria de la isla, tiene una crisis de vida, existencial, como la que va a sentir hoy”.

Petro, quien viajará después de la hora estimada del paso de Julia sobre el archipiélago, añadió: “El gobernador de San Andrés no está aquí porque tiene que afrontar la urgencia. Los vientos van hacia allá. Esperemos que no cause el mismo daño de la vez pasada. Estamos listos en lo que podemos. Ojalá mañana podamos asistir y no tener un balance demasiado ingrato”.

En ese punto, reiteró que todos los Estados del mundo ahora gobiernan con en las emergencias, la escasez y el fin de la especie humana en mente.  “No pasa unos meses de que estamos en una —el virus, por ejemplo— y viene otra: estas lluvias permanentes en todo el país, en momentos donde el nivel freático ya es altísimo por el acumulado de lluvias del último año, originando una especie de tormenta perfecta. Porque al lado de la crisis climática de la que hoy San Andrés y Providencia serán víctimas, viene una crisis económica, una recesión mundial, un incremento inusitado del hambre”, afirmó.

El presidente recordó que hace tres décadas se pensaba en gobernar para la abundancia y el consumismo, pese a que los recursos del mundo son limitados, y el sistema colapso: “si lo que venían eran ríos de leche y miel, lo que tenemos es esto: una degradación de la vida cotidiana del ser humano. No de un grupo, sino de toda la humanidad”.

En consecuencia, y ya que Colombia no tiene gran poder referente a las emisiones de dióxido de carbono, el presidente dijo que al país sí le corresponde prepararse para los impactos del cambio climático en las regiones. En ese momento realizó una crítica sobre la perspectiva de los ingenieros colombianos sobre el comportamiento de los cuerpos de agua, lo que ha llevado a que se construyan barrios susceptibles a inundaciones y se busque proteger a sus habitantes con muros de contención, en lugar de realizar pedagogía ciudadana y reubicaciones.

 “La preparación no son solamente unas obras. Tengo que reconocer que en muchas partes del país donde he estado siempre existe la misma tendencia a un paradigma de la ingeniería que en realidad está en cuestión: la creencia de que se puede dominar el agua. Expertos mundiales en este tipo de ingeniería, los holandeses, indudablemente hoy reconocen que no se puede porque la gravedad, la profundidad, la intensidad de momentos climáticos agudos va superando una y otra vez lo que la ingeniería cree que es una solución. La ingeniería sigue pensando esta vez al revés: que el mundo se puede limitar de acuerdo a las matemáticas y no es posible”, dijo el presidente.

Petro aseguró que las autoridades deben aumentar su capacidad para afrontar estos cambios, así como su “capacidad, incluso académica, para entender y predecir las cosas que nos van a suceder. No existen facultades todavía de las universidades públicas y privadas, especializaciones, maestrías sobre lo que significa el cambio climático. Las ingenierías siguen gravitando como si estuviéramos en el siglo XX y no en el siglo XXI”.

En ese momento arremetió contra las carreras de ingeniería de petróleo, un pregrado que se ofrece en al menos tres universidades de Colombia. “Todavía hay ingeniería de Petróleos, por ejemplo, cuando ella ya debería transitar, así sea hacia ingenierías de la energía limpia, hacia utilización de infraestructura petrolera —que quedará en desuso— para otro tipo de utilizaciones y bienes comunes de la sociedad”, dijo Petro.

Sara Murillo

Sara Murillo

Periodista y editora con especialidad en periodismo digital y local. Estudiante de Comunicación Audiovisual y Digital, amante de la política, los animales y el mar. Nacida en Bogotá y residente de Pereira-Risaralda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.