Iván Duque gastó más de $46.000 millones en publicidad durante su mandato

Iván Duque gastó más de $46.000 millones en publicidad durante su mandato

En el período de mandato de Iván Duque, él decidió que la publicidad oficial debía jugar a su favor. Sin escatimar en gastos, invirtió el presupuesto del Gobierno para figurar en los medios, monitorear las redes sociales e identificar a quienes opinaban sobre su gestión. Todo con el objetivo de favorecer su imagen y transformarse en el protagonista.

Las comunicaciones y el intento de posicionar la imagen del presidente Duque fueron prioridad en su Gobierno. De 2018 a 2022, el gasto en publicidad oficial y divulgación institucional fue de $46.164´867.909 por medio de la Alta Consejería Presidencial para las Comunicaciones, el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (DAPRE) y la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN). Solo el DAPRE invirtió $32.500 millones en 26 contratos, de los cuales 20 fueron reportados por la entidad en respuesta a los derechos de petición y otros 6 fueron encontrados por la FLIP en el SECOP.

Los objetivos de estos contratos consisten en crear estrategias de comunicaciones para divulgación en medio, producir contenidos y administrar los canales digitales del presidente y la Presidencia. Adicionalmente, utilizaron estrategias como parametrizar a los usuarios de redes sociales, monitorear los medios de comunicación y posicionar al presidente en redes sociales.

Por ejemplo, como respuesta al paro nacional del 2019, el Gobierno contrató a Alotrópico S.A.S para posicionar y fortalecer la imagen institucional de la Presidencia, con frases como “Colombia quiere más propuestas, menos movilizaciones”, “conversar para avanzar, si uno para no avanza”, “avanza – remos sólo si pasamos de la protesta a la propuesta y de la propuesta a la acción”. Los tres contratos tienen un valor aproximado de $1.145´4448.142.  

Otra ocasión fue el intento de salvaguardar la imagen del presidente, para responder al riesgo reputacional de Duque en los momentos coyunturales, donde se llevaron a cabo monitoreos a medios locales, regionales, nacionales e internacionales.

La estrategia tomada por la Presidencia fue enfocarse en las redes sociales con el propósito de conocer cuál era la percepción de la ciudadanía sobre la gestión de Iván Duque. Con tres contratos se intentó consultar tendencias, hashtags y métricas de lo que se hablaba en plataformas digitales.

Como estrategia digital, especialmente en momentos de crisis, el Gobierno firmó tres contratos con Du Brands, que incluían cláusulas específicas para tener un monitoreo a influenciadores digitales con la estrategia de adquirir, depurar, verificar, y actualizar listados. En la ejecución de uno de los contratos, 468 influenciadores entraron en la categoría con etiquetas como “positivos”, “negativos” o “neutros”.

También, del listado de medios y plataformas en los que RTVC invirtió en pauta destacada la diferencia del total entre plataformas como Facebook y Google. En contraste, Eco del Atrato obtuvo $671.125, mientras que la emisora Ondas de la Montaña, de Medellín, recibió $1´567.500.

En estos cuatro años, el propósito de la publicidad oficial se desdibujó, y la pauta se utilizó como estrategia de promoción personal para favorecer la imagen del presidente. Acciones de pautas del Gobierno saliente se basaron en los siguientes tres pilares:

1. Emplear la pauta para atender crisis y riesgo de reputación para Duque y la Presidencia, como pasó en el paro nacional o la emergencia del Covid-19.

2.     Hacerle promoción a la imagen del presidente con mensajes institucionales en medios masivos y digitales en Colombia y el exterior.

3.     Consolidar un equipo robusto de comunicación que se soporta en el personal de la Alta Consejería Presidencial para las Comunicaciones, que además acude a las agencias privadas que disponen de amplios equipos interdisciplinarios para planear, ejecutar y promocionar la publicidad del Gobierno Nacional.

Catalina Álvarez

Catalina Álvarez

Soy Catalina Alvarez, abogada y bailarina. Vivo en Pasto y nací en Cali. Soy amante a las hamburguesas y a una pola bien fria. Desde hace muchos años me interesa los temas de comunicación e información y he realizado diferentes investigaciones sobre casos de corrupción en administraciones públicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.