Escándalos y mala gestión de MinJusticia

Escándalos y mala gestión de MinJusticia

Corrupción, plagio, tráfico de influencia, mala gestión y presos muertos por incendios, hacen parte de las fuertes críticas que ha recibido el ministro de Justicia, Wilson Ruíz, durante su carrera política especialmente en su mandato en el ministerio.

Desde los inicios de su carrera, Ruíz se ha visto envuelto en polémicas por tráfico de influencias, plagio y corrupción para acceder a cargos públicos, ejemplo de esto es cuando tuvo que enfrentar un escándalo por compra de fallos en Consejo de Estado, órgano ante el cual ejercía sus funciones cuando fue Procurador delegado.

Wilson Ruíz llegó al ministerio de justicia por pactos políticos, porque después de no obtener ningún voto por parte del Senado en su último intento de lograr la Procuraduría General, su nombramiento como ministro resultó de un arreglo político de los partidos afines al Gobierno actual, lo que ha demostrado la estrategia del Gobierno para manejar todos los poderes del Estado.

Su primer escándalo como ministro de Justicia fue relacionado a un partido de fútbol, donde la asistencia al partido de la Selección Colombia dio mucho de qué hablar. El funcionario fue criticado por ver cómo él entró al encuentro futbolístico en compañía de su familia sin atender los protocolos de COVID-19 en ese momento.

El paso de Ruiz por el ministerio ha dejado solo problemáticas y, como él mismo lo expresó frente a salidas irregulares desde la cárcel La Picota, ha dejado “asombro y preocupación”. Así también fue a inicios del año, cuando fueron destituidos diferentes cargos del Inpec por no responder eficientemente a las salidas irregulares de la instalación del polémico empresario Carlos Mattos, la cual estaría violando todas las medidas de privación de la libertad saliendo con total tranquilidad.

Frente a la problemática, Ruiz solo comentó en una entrevista en Semana que “no sale del asombro” y que estaba “triste” y “desilusionado”.  De la misma manera, en el mandato de Ruíz como ministro, se han visto tantas irregularidades como el vídeo donde se ve a alias “Matamba” escapando de la cárcel La Picota, o el escándalo de la salida de Andrés Oswaldo, recluso del Establecimiento Penitenciario en Itagüí, del cual se enteraron solamente horas después de su salida, en medio de un conteo dentro de la cárcel.

Sin embargo, los escándalos no solo se resumen en salidas irregulares de reclusos, también se responsabiliza al ministro Wilson Ruíz de la masacre ocurrida en la cárcel de Tuluá-Valle, donde un incendio provocado dejó 53 presos muertos, siendo la mayor tragedia carcelaria del siglo en Colombia. Según testigos, “los guardias no tenían extintores ni nada. El fuego les cogió mucha ventaja”, de la misma manera uno de los reclusos confesó que “se quemaron vivos. Había algún que otro ‘apuñaleao’, pero la mayoría por el fuego”, “colocaron 10 colchonetas en la entrada, en el pasillo. Metieron candela y como es un lugar cerrado la candela brincó y prendió todas las camas, que son 159. Ellos no previeron esa situación y se salió de control. No midieron las consecuencias. De ahí el resultado trágico”.

Las llamas se han llevado por delante la vida de muchos jóvenes, y la ineficiencia de Ruíz como ministro también, siendo foco de críticas y polémicas por parte de colombianos y académicos penalistas, quienes rechazan su gestión y sus confesiones como cuando el ministro hizo una petición a los jueves y fiscales del país de no estar “pegados a la norma”, dejando en duda la gestión del líder del Ministerio de Justicia.  

Catalina Álvarez

Catalina Álvarez

Soy Catalina Alvarez, abogada y bailarina. Vivo en Pasto y nací en Cali. Soy amante a las hamburguesas y a una pola bien fria. Desde hace muchos años me interesa los temas de comunicación e información y he realizado diferentes investigaciones sobre casos de corrupción en administraciones públicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.